sábado, 16 de abril de 2016

Paraklausithyron

Tengo el alma volcada
hacia fuera y boca abajo,
sintáctica y cansada,
por tu cornisa de paso.

Va y viene, se tambalea
buscando el timbre y
toca enjambre. Echa sin mí,
hecha de hambre.

Sale sola y vuelve
desolada y sola,
en el cristal clara
como esperanza muerta.

Que tengo el alma atrancada,
volcada y hacia fuera,
preguntando a tu occipital
por raja, grieta o puerta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario