domingo, 18 de septiembre de 2016

King

Mi abuelo se está muriendo,
y yo me como una hamburguesa.
Con cada mordisco parecería
que arrancase su carne cancerígena,
que regresase antes de irse.
Con las manos grasientas purifico
un pecado más antiguo, más oscuro,
anterior incluso al papel de patatas moribundo.
Mi abuelo se está muriendo.
Mi abuelo se me está muriendo,
y yo me tiro un eructo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario