sábado, 19 de noviembre de 2016

Odio a la gente

A mi amigo Piedra.

Toyacos enrollándose fatídicamente,
imbéciles oxigenándose el vientre…

Casi decrépitos repiten
y no comprenden.
Crean formas monstruosas;
ballenas viejas, rencorosas.
De sus dedos sale muerte,
frutas raras, pérdida de éter…

¡Putos subnormales supervivientes,
con lo que os gusta hacer el mal
y no sabéis haceros un puto porro decente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario