lunes, 14 de noviembre de 2016

¡Pumba!

Soy el penúltimo y ya no me quejo.
Mi único deseo es morir durmiendo.
O de golpe. De un golpe seco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario