miércoles, 8 de febrero de 2017

La muerte será bella

Mi cadáver será precioso.
Las marcas justas de dolor,
apenas unas pocas moscas,
a un millón el dulce hedor...
El terror disipará el miedo
y la gente contemplará
en su asombro el interminable
crecer de mi pobre pelo.
Me habré ido y habré vuelto,
habré sido solo y suelto,
o no. Duro pudor horroroso,
mi cadáver será precioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario