miércoles, 14 de febrero de 2018

Ultraconciencia

Cuando se está solo
parece que se existe más fuerte.
En la ducha o antes de dormir.
La consciencia dispersa se concentra
y algo como un bulto o una costra
se vuelve más real que nunca.
Aislada y perfectamente real.
La nariz entre los ojos.
El terror en los cojones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario